Últimos temas
» Gemma Aniston {En construcción}
Mar Sep 11, 2012 10:38 am por Gemma Aniston

» I need [0/4] <3
Mar Sep 11, 2012 10:11 am por Gemma Aniston

» Datos&Reglas.
Dom Sep 02, 2012 1:52 am por Invitado

» Dudas & Ayuda.
Lun Ago 27, 2012 4:45 am por PANEM

» Hey, you... it's free! {2/3}
Lun Jul 30, 2012 2:21 pm por Daniel A. Rhodes

» Rough Trade [Aaron]
Sáb Jul 07, 2012 7:24 pm por Aaron Polotsk

» Cosecha: Lista de tributos seleccionados.
Sáb Jun 30, 2012 2:02 am por PANEM

» Una visita al 12 {Minzy}
Mar Jun 26, 2012 6:22 pm por Minzy Sowyer

» ¿Quieres rolear? {Temas libres}
Dom Jun 24, 2012 3:59 pm por Minzy Sowyer

» Registro de Vencedores.
Dom Jun 24, 2012 2:15 pm por Shane T. Rowe



Comparte | 
 

 What makes you beautiful. [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
avatar
3 3
Gwendolyn Sphere

Femenino
█ Mensajes : 121
█ Puntos : 18446
█ Edad : 21
█ Distrito : Distrito 3
Ver perfil de usuario http://brolinginthedeep.tumblr.com/

MensajeTema: What makes you beautiful. [Privado]   Lun Jun 11, 2012 2:36 pm

Citación :
El siguiente thread presenta contenido explícito y de carácter sexual, cualquier lector menor de 18 años a partir de este anuncio estará leyendo bajo su propia responsabilidad.

A pesar de la dificultad que representaba prestarle atención a cualquier cosa que no fuera el contacto con su piel, Gwendolyn se encontró a si misma escuchando la voz de Shane con tanta precisión como notaba sus manos recorriendo su propio cuerpo. Bajo ningún punto de vista sería capaz de romper corazones, simplemente ella no era así y por sobre todo, no sería capaz de romper su corazón, no cuando era lo preciado que podía llegar a tener, no cuando al mismo tiempo su propio corazón le pertenecía a él y se perdía sin remedio en sus caricias.
Antes de poder pensar qué responder, si es que podía encontrar aliento para hacerlo, continuó sumida en aquél beso tan intenso como el mismo deseo efervescente en su pecho y al hacerle caso a este no podía presentar objeción alguna a las manos de Shane recorriendo sus muslos, incluso quería más pero no era ni el momento de pedirlo ni sabía la forma.
Su voz sonó nuevamente, entrecortada y agitada pero siempre perfecta, y no podía estar más de acuerdo porque ella también lo necesitaba, como nunca antes había necesitado a alguien, lo necesitaba más de lo que necesitaba respirar o comer o dormir.
Ladeó el rostro dejando así más espacio y comodidad para que él se moviera en la piel de su cuello y al sentir sus labios sobre esa zona supo que no podía soportarlo más, necesitaba más de él, todo de hecho.
Asintió entonces al comentario con un murmuro que sonó mezclado con un gemido y volvió a buscar su mirada con la propia, lo observó con intensidad apenas unos segundos para pasar a rozar con sus labios la comisura de los suyos, depositando leves besos sobre esa zona y mejillas, aún sin alcanzar sus labios casi como una provocación. —Tómame entonces.— Susurró con la respiración jadeante y la voz afectada pero eso no le impidió sonar segura al respecto. Al mismo tiempo, paseaba una mano por uno de sus hombros, acariciándolo pero con pasión aunque sin llegar a rasguñarlo.
Se alejó nuevamente, pero esta vez tomó una posición más erguida y de esta forma podía verlo mejor aún, no sólo su rostro sino también parte de su cuerpo al igual que dejaba al descubierto el propio. No bajó la vista porque de hacerlo se sentiría avergonzada, se tomó un momento para observar el rostro de Shane en busca de gestos que le dieran a entender que quería esto tanto como ella, pero sabía que lo hacía.
Volver arriba Ir abajo
avatar
4 4
Shane T. Rowe

Masculino
█ Mensajes : 70
█ Puntos : 18428
Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: What makes you beautiful. [Privado]   Lun Jun 11, 2012 5:33 pm

ooc: leed bajo su propio riesgo(?) .-.

No había adjetivo suficiente para calificar lo que estaba sucediendo en este momento. En toda su vida, Shane se había limitado a asumir que se estaba 'ansioso' cuando quedaban cinco minutos de partido y un punto para desempatar; o , cuando se es más pequeño, antes de recibir regalos para Navidad. Que 'enloquecías' cuando el regalo que recibías era más de lo que esperabas, o bien, cuando tu equipo ganaba el partido por medio de una anotación simplemente hermosa. Esto... Esto iba muchísimo más allá.

Temblaba completamente bajo cada beso y caricia de Gwen, así como parecía que él quería devorarla no sólo con sus labios, sino que también con sus manos, y la manera en que ella le facilitaba el trabajo sólo lo ponía en una posición más demencial. Oírla gemir fue la gota que colmó el vaso, y la razón por la cual había decidido regresar a sus labios. Pero ella se le escapaba sutilmente, provocándole. Si pensó que no podía estar más exitado, se dio cuenta de cuán errado estaba al oírla susurrar entre jadeos y aún así con la confianza de quién afirma que la noche persigue a los días.

Ella se irguió, quedando a horcajadas sobre él, y nuevamente Shane sintió que era golpeado por una oleada casi insoportable pero increíblemente deliciosa de calor, sobretodo en su entrepierna. Tragó saliva, pues de pronto tenía la garganta muy seca, y tuvo que abrir la boca para respirar, que de otro modo, sus pulmones jamás recibirían aire suficiente. Gwen tenía la vista clavada en él, y él, acostado como estaba, sostuvo su mirada, con los ojos casi desorbitados. No terminaba de creerse que tuviese tanta suerte. No terminaba de entender la perfección de aquella preciosidad que tenía encima, ni tampoco las razones que tenía ella para querer estar ahí; pero ella lo había dicho, y a ella sí le creía. No iba a detenerse ahora.

Deslizó su mirada por la anatomía de Gwen, como queriendo aprenderla de memoria, pero casi temiendo no poder controlar sus reacciones. Apretó la mandíbula, temblando de anticipación. Sus manos no tardaron en unirse a aquella travesía, y se deslizaron lentamente hacia arriba por el cuerpo de ella en el gesto más dulce que pudo inventarse para un momento como aquel. Se detuvo en sus pechos, sosteniéndolos entre sus manos. Ahí, volvió a fijar su mirada en la de Gwen, pues tenía la necesidad imperante de deleitarse con sus reacciones. Sonrió inevitablemente, quizás con lascivia, pero era una sonrisa sincera aunque traviesa. Sus dedos trazaron cuidadosamente el contorno perfectamente redondeado de sus senos antes de cargar con todo su peso y apresarlos con suavidad entre sus dedos. No eran muy grandes, ni tampoco tan pequeños, sino que tenían el tamaño ideal para convertir aquello en una caricia simplemente hipnotizante. Por un momento se sintió sucio de desear probar la dulzura de su piel, de sentir la necesidad de dejar sus huellas a todo lo largo de su cuerpo, de no dejar rincón sin hacer suyo. Pero esta vez el deseo fue más que su cordura, y se enderezó también con un movimiento fluido. Sus labios fueron directo a atrapar uno de los pezones de Gwen, y dejó que su lengua juguetease con él, después deslizándose lujuriosamente por el pecho al completo. Lo que sus labios hacían ahí, lo repetían exactamente sus dedos en el seno que había quedado libre, mientras su otra mano la sostenía por la espalda, manteniéndola contra él. Aquello... le sabía mejor de lo que pudo haber imaginado. Cuando le pareció haber terminado ahí, regresó a los siempre apetitosos labios de Gwen, no sin antes recorrer toda esa trayectoria con sus besos, dejando una línea de pequeños cardenales tras su paso.

Antes de besarla como correspondía, la miró intensamente un segundo, explicando sin necesidad de palabras todo lo que ella le hacía sentir, cuánto la adoraba y lo mucho le hacía feliz. Al mismo tiempo, le agradeció por brindarle todo aquello.
Volver arriba Ir abajo
avatar
3 3
Gwendolyn Sphere

Femenino
█ Mensajes : 121
█ Puntos : 18446
█ Edad : 21
█ Distrito : Distrito 3
Ver perfil de usuario http://brolinginthedeep.tumblr.com/

MensajeTema: Re: What makes you beautiful. [Privado]   Lun Jun 11, 2012 7:12 pm

Por un momento sólo se dedicó a observarlo y lo encontró a él observándola también. Lo dibujaba con la mirada, curiosa y ansiosa, deseosa de conocer su cuerpo por completo y de sentir la perfección observable de éste en ella. No podía recordar desear tanto algo en el pasado, besarlo cuando aún no estaban juntos, quizás, pero la urgencia con la que su cuerpo ardía por esto era inimaginable, incontenible.
Pronto la espera finalizó al recibir sus manos sobre la propia piel en una caricia que resultó tan tierna que le pareció irreal pero no lo cuestionaría, sabía que sí era real, tan real como lo era el mismo Shane debajo de ella por más que creer en alguien tan adorable y precioso compartiendo con ella aquél sentimiento fue más increíble todavía.
Las caricias quedaron a ciegas cuando ella también alzó la vista y se encontró con la de Shane. Fue una mirada cómplice, divertida, hasta inocente, pero todos aquellos sentimientos se mezclaban con deseo y por sobre todo, con el inmensurable cariño que sentía por él. Observarlo sonreír fue, como siempre, un gesto que la refrescó recordándole lo muy preciado que era él y cuanto lo amaba aunque no lo olvidara nunca. Simplemente había algo en ese recordatorio que le daba aún más seguridad a seguir, no sólo el recordar que él era perfecto y el indicado, sino que en ese preciso momento él parecía eclipsar todos esos sentimientos que Gwendolyn guardaba en su propia mirada y risa, y el saber que se sentía igual que ella en todo momento no tuvo precio. Le sonrió de vuelta con la misma expresión algo lujuriosa a pesar del rubor que cubriera sus mejillas, estaría mintiendo si negara el pudor cuando sus pechos fueron acariciados con su calidez característica. Sin embargo toda vergüenza quedó reducida al sonrojo en su rostro porque eso no la detendría ni le pondría alto. Se sentía bien y se sentía segura pero no tuvo oportunidad de preguntarse cómo sería ir más allá aún. Entonces él se incorporó con un movimiento agraciado y al parecer con un objetivo directo. Intentó reprimir cualquier gemido al sentir sus labios sobre uno de sus pechos pero cuando su lengua, su gloriosa y dulce lengua se atrevió a hacerse dueña de la zona más sensible le fue imposible contenerse y un tenue jadeo se escapó de sus labios, jadeo que se intensificó un poco más cuando su otro pezón fue atendido por una de sus manos. La sensibilidad de sus pechos y la exactitud de sus estímulos en ella desembocaban en un efecto placentero más allá de lo imaginable, dejándola en blanco e incapaz de pensar en algo más, completamente estremecida.
Una de sus manos la posó con seguridad entre el cuello y hombro del muchacho, mientras que la otra la llevó hasta su cabello acariciando su cabeza cuando sus labios se separaron de sus senos y se pasearon sobre su propio cuello. Sintió la frío que dejó su aliento húmedo contra la piel dónde la había besado, era refrescante de la forma más excitante que jamás había sentido.
Ni siquiera pensó en hablar, pero al ver esa mirada en los ojos del chico pensó que no había forma de devolverle toda la alegría que le daba, y con alegría resumía tantas otras cosas como el amor, el placer, la compañía. Cómo alguien tan lindo podía ser tan tierno y al mismo tiempo brillar por su persona, no era justo que alguien tan perfecto existiera pero no importaba porque le pertenecía. —Te amo, Shane, hazme tuya.— Musitó con voz traviesa pero dulce contra sus labios y se curvaron en una sonrisa pequeña e inadvertida que la acompañó de un incremente algo violento en el rubor de sus pómulo antes de deshacerse de la sornisa para besarlo pasionalmente.
Volver arriba Ir abajo
avatar
4 4
Shane T. Rowe

Masculino
█ Mensajes : 70
█ Puntos : 18428
Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: What makes you beautiful. [Privado]   Mar Jun 12, 2012 12:46 am

Se dijo a sí mismo que Gwen era lo mejor que le pasó en la vida. Y siendo así, que podría pasar toda la eternidad de esta misma manera. Vale, aquel era un pensamiento retorcido; pero había que considerar que en este momento, para Shane no había nada más satisfactorio que lo que estaba haciéndole a Gwen, y ni hablar de lo bien que le sentaban a su ego las reacciones y los jadeos que ella dejaba escapar. Además, todo su ser estaba demasiado extasiado —y ocupado— como para poder pensar algo que fuese más coherente. Lo único que le quedaba claro, entonces, era que aquella muñeca que tenía entre sus brazos, Gwendolyn, era la chica de sus sueños.

Se tomó todo el tiempo del mundo en recorrer su piel, saborearla, jugar con ella. Tenía un mundo lleno de maravillas porr descubrir a sus pies y no pensaba perderse de nada. Cuando se hubo llenado de los pechos de Gwen volvió en busca de sus labios. Sentía que se quemaba por dentro, cada roce contra la encantadora figura de la chica embotaba sus sentidos y electrizaba cada fibra de su ser, dejando en él sólo unas ganas incontenibles de ella. Aún así, aquello no le impedía ir con relativa calma ahora que había conseguido un buen ritmo. Cada caricia que depositaba era una pequeña declaración de amor y con cada beso dejaba claro que no querría estar en ninguna parte si no era con ella.

Se detuvo a mirarla, porque aunque la tuviese contra él, y aunque sintiese su corazón golpeando contra el de él, necesitaba saber que eso realmente estaba ocurriendo y que esta vez, la situación no era una jugarreta de su cabeza, como ya le había ocurrido un par de veces antes. Fue incapaz de contener su júbilo al descubrir todo lo que había en los ojos de Gwen; que cada uno de esos sentimientos que fervientemente amenazaban con destrozar su cordura, así como también aquellos más nobles y profundos, ella también los compartía.

"Te amo, Shane, hazme tuya"

Algo en él se desconectó, como si hubiese sufrido una sobrecarga, y si antes ya estaba sulfurado, ahora definitivamente iba a explotar. Se permitió perderse en un beso, dejando que fuese ella quien le guiase mientras él terminaba de recobrar la compostura. Lo que acababa de escuchar no era nada que no supiese de antemano, pues no había hecho falta decirlo. Pero esa frase había sonado tan especial que podría haber puesto su cuerpo completo a temblar. Estrechó a Gwen aún más contra su cuerpo y llevó sus labios hacia la línea de su mandíbula para poder hablar entre jadeos pero sin separarse de ella. —Yo también, Gwendolyn— Y la mordió, ahí justo donde comenzaba su cuello. Era una travesura, un desafío, así que la miró transmitiendo aquello con una sonrisa.

Ahora era él quien escondía su rostro en el cuerpo de ella, pretendiendo haber encontrado una nueva diversión con sus clavículas. Y era cierto, pero también lo hacía para ocultar el rubor que había impregnado sus mejillas. —No planeaba hacer otra cosa...— Susurró, mientras una de sus manos nuevamente iba en busca del pecho de Gwen. Lo acarició igual que la primera vez, atreviéndose ahora a besarla en los labios, mientras sus dedos trazaban círculos alrededor de su pezón. Tenía algo que decirle, pero no terminaba de reunir el valor suficiente para dejar atrás la pena que eso podía darle. Apoyó su frente contra la de ella, y se quedó fascinado observándola hasta que se calmó un poco su respiración. —Yo...— Bajó la mirada un segundo, mientras su mano dejaba el pezón en paz y se deslizaba zigzagueando hasta el ombligo de la joven y luego más abajo. —Soy un novato en esto, la verdad.— Otra vez sintió su rostro completo arder. Le sonrió a Gwen, como disculpándose, pero se llevó dos dedos a la boca y luego regresó la mano a su lugar sobre el vientre de la chica. —Tienes que ayudarme.— La miró, divertido, y su voz había recuperado el matiz alegre y tranquilo que le caracterizaba. Sonrió una última vez y se abstuvo de besarla, pues volvía a ansiar presenciar todas y cada una de sus reacciones. Hundió suavemente sus dedos entre los muslos de la muchacha. Su propio cuerpo tembló producto de la ansiedad, y nuevamente sintió que su temperatura se elevaba. Se acercó a deslizar su lengua lentamente y lujuriosamente a lo largo de la mandíbula de Gwen, sin dejar de mirarla, mientras sus dedos no dejaban de acariciar y trazar figuras en el cálido interior de ella. La mirad de sus esfuerzos se contentraban netamente en eso, la otra mitad se preocupaba de mantenerse bajo control.
Volver arriba Ir abajo
avatar
3 3
Gwendolyn Sphere

Femenino
█ Mensajes : 121
█ Puntos : 18446
█ Edad : 21
█ Distrito : Distrito 3
Ver perfil de usuario http://brolinginthedeep.tumblr.com/

MensajeTema: Re: What makes you beautiful. [Privado]   Miér Jun 13, 2012 10:55 am

Nunca pensó que se encontraría a sí misma tan atraída a alguien, pero allí estaba innegablemente pendiente de Shane en todos los sentidos. No sólo su cuerpo resultaba increíblemente atractivo, sus palabras, su voz, su sonrisa, todo lo no corpóreo en él demandaba inmediata atención y no podía evitar perderse en ello.
Pudo saborear su 'yo también' en sus labios cuando se volvieron a unir así como podía sentir con intensidad ese mismo 'te amo' que había correspondido en la forma en que la acariciaba y al mismo tiempo esas mismas caricias provocaban una sensación tan excitante como siquiera podría describirlo. Y para cuando el besó finalizó casi al unísono reposó su frente contra la de él, aún acercándolo por el cuello con firmeza, como si necesitara apegarse a él con tal urgencia que en el momento sintió como de vida o muerte.
La mezcla perfecta entre inocencia y lujuria en sus palabras y gestos de Shane la hicieron estremecerse. —Yo también lo soy.— Respondió de inmediato, algo apenada, pero con seguridad para dejar en claro que no había nada por qué disculparse, después de todo ambos eran jóvenes, no tenían por qué ya tener experiencia, pensó, aunque al mismo tiempo la sorprendió un poco que él siendo tan innegablemente atractivo no lo hubiese aprovechado antes, como probablemente cualquier otro chico lo hubiera hecho, sin embargo por eso mismo era especial, se sonrió al pensarlo, porque él no es como cualquier otro y por eso mismo él sería su primer, y único, amor.
—Siempre.— Recitó con voz jovial, y divertida al igual que él, incluso si en verdad no sabía bien qué debía hacer o esperar. No es que fuera estúpida o no supiera técnicamente cómo sería todo pero era consciente que no es lo mismo saberlo teóricamente que tener la experiencia. Al menos, estaba a punto de arreglar y completar ese próximo punto. Oh, sí, porque Gwendolyn planeó inconscientemente que ese momento sería sólo el inicio.
Hubiera querido atrapar sus labios nuevamente, jamás se cansaría de ellos, pero sus besos sobre su propia piel se sentían igual de bien que sus manos recorriendo su cuerpo. A cada segundo la pena parecía disminuir siendo esta reemplazada por aquél deseo inminente que, por suerte, era compartido, y eso se reflejaba en el contacto. Así como sintió la lengua y manos de Shane libidinizado cada centímetro de piel en ella, Gwen se aferró a él con más intensidad apegándose aún más ambos cuerpos, quedando piel contra piel, sus senos contra la parte superior de su pecho, y sin realmente notarlo o poder hacer algo al respecto para evitarlo, volvió a suspirar a causa de sus caricias y completamente entregada a ellas.
Volver arriba Ir abajo
avatar
4 4
Shane T. Rowe

Masculino
█ Mensajes : 70
█ Puntos : 18428
Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: What makes you beautiful. [Privado]   Dom Jun 17, 2012 4:26 am

Sonrió, aún fascinado ante la presencia de Gwen. Es que era perfecta, no había otra palabra para ella. De todos modos, no se sintió completamente aliviado al enterarse de que ella también era virgen. Era entonces como si estuviese corrompiendo algo sagrado, por mucho que ella se mostrase de acuerdo con el inminente desenlace de aquella situación. Por suerte, olvidó cualquier traba o preocupación luego de oírla. Le dedicó una última sonrisa antes de dedicarse enteramente al cuerpo de la joven. Sus intenciones eran claras, e incluían dejar la huella de sus caricias sobre cada centímetro de su piel. Silenciosamente, Shane agradeció la capacidad de poder tomarse las cosas con calma, de disfrutar aquello para convertirlo en una memoria maravillosa; porque de otro modo, con esa necesidad de Gwen que le consumía por completo, lo único que estaría haciendo sería tomarla una y otra vez cual animal.

Ella se apegó aún más a él, y aquel nuevo roce, sumado al suspiro que Gwen había soltado, acabó con el último pedazo de cordura restante en Shane. Aumentó la intensidad de los movimientos de las manos del chico y un nuevo dedo se unió a la caricia que depositaba en el interior de ella. Buscó sus labios y la besó con pasión, como si en cualquier momento pudiese devorarla. Estaba recibiendo una cantidad impresionante de estímulos que lo ponían a mil. Más allá de la desnudez e innegable exquisitez del cuerpo, los besos y las caricias de Gwen, estaba su respiración jadeante, aquellos suspiros que se escapaban de sus labios y una corriente que recorría todo su cuerpo llegando hasta él mismo a medida que el contacto se hacía más íntimo. Podría llegar a creer que era más de lo que era recomendable soportar.

Se tomó todo el tiempo del mundo en explorar y profundizar los besos que ella le daba, en ningún momento dejando de acariciarla, y cada vez más rápido. Como ya no había necesidad de sostenerla contra él, ocupó esa mano ahora libre en deshacerse del todo de la toalla que aunque mínimamente, lo mantenía cubierto. Hecho eso, la regresó al pezón de la joven, pues se habían convertido en sus favoritos. Se entretuvo ahí, consumido por la ansiedad pero dejando que ella descubriese su virilidad antes de hacer cualquier cosa. —Tú dime.— Aquel jadeo entrecortado fue lo mejor que consiguió para pedirle a ella que decidiese dar el paso.
Volver arriba Ir abajo
MensajeTema: Re: What makes you beautiful. [Privado]   

Volver arriba Ir abajo
 

What makes you beautiful. [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Catching Fire :: █ Panem :: Distrito 04-